header_institutonew.jpg
Laboratorio de Estudios in vivo

 

En los laboratorio del Instituto se diseñan y llevan a cabo desde 1991 en adelante todas las investigaciones tendientes a estudiar científicamente tanto en modelos in vitro como in vivo, los mecanismos de acción del compuesto OLM a nivel tisular, celular y molecular.

Desde 1998 se cuenta con dos bioterios acondicionados en concordancia con las normativas internacionales para el trabajo con animales de experimentación (“Principios Directrices Internacionales para la Investigación Biomédica que Implique el Uso de Animales”, Consejo de Organizaciones Internacionales de las Ciencias Médicas (CIOMS), Ginebra, 1985, y por la “Guia para el cuidado y uso de animales de laboratorio”, National Research Council, Copyright National Academy Press, Washington D.C., USA, 1996). Ver más

Las ratas, ratones Balb/c, cobayos o conejos, se mantienen en condiciones adecuadas a lo largo del tiempo en que son sometidos a diferentes tratamientos bajo estrictos protocolos de investigación. Por otro lado, se cuenta con la estructura edilicia adecuada para el mantenimiento en condiciones aisladas de ratones nude, o desnudos, los que, por carecer de timo y ser inmunosuprimidos, requieren condiciones especiales para su supervivencia y adecuado control de los experimentos.

A la fecha se contabilizan estudios que comprenden a más de 5000 animales.

Evolución del tamaño de tumors derivados de células Panc-1 en ratones nude.

El efecto antitumoral in vivo de O-Lm se ha demostrado trabajando con distintos modelos experimentales:

Tumores mamarios cuyo desarrollo se indujo en ratas hembra Sprague-Dawley mediante la administración de un carcinógeno químico, la N-Nitroso-N-Metilurea (NMU);

Tumores desarrollados en ratones nude mediante inóculo de células provenientes de diferentes tumores humanos (células de las líneas MCF-7 y MDA-MB-231 derivadas de carcinomas mamarios; células de las líneas PANC-1 y BxPC3 provenientes de tumores pancreáticos humanos; células provenientes de diferentes tipos de melanomas, como las WM-35 y M1-15);

Tumores de colon inducidos químicamente en rata mediante un carcinógeno químico, la Dimetilhidrazina (DMH).

En todos estos modelos de tumor experimental se ha estudiado el efecto de O-Lm en cuanto a evolución tumoral, diferenciación, vascularización, apoptosis, expresión de enzimas antioxidantes, respuesta inmune y otros, comprobándose un significativo efecto terapéutico de O-Lm el que se traduce en una notable mejoría clínica de los animales portadores de tumor con incremento de su peso y vivacidad en comparación con los no tratados y que conlleva un significativo aumento en la sobrevida, que en la mayoría de los animales se duplica con respecto a la de aquellos que no reciben tratamiento.

Cuando estos estudios fueron profundizados a fin de conocer los mecanismos de acción de O-Lm, los resultados obtenidos evidenciaron claramente que esta combinación presenta múltiples blancos de acción.
Así, demostramos que O-Lm ejerce una acción proapoptótica induciendo la activación de señales intracelulares que conducen selectivamente a las células malignas a entrar en el proceso de muerte celular programada o apoptosis. También fue comprobado un significativo efecto antiangiogénico, es decir, O-Lm presenta la capacidad de inhibir la expresión de factores inductores de la formación de neovasos que alimentan al tumor.
Estudio comparativo de la angiogenesis tumoral.

Por otra parte, se demostró claramente que O-Lm modula la capacidad antioxidante celular: en las células malignas aumenta la producción de radicales libres favoreciendo de este modo su daño y apoptosis, mientras que en las células y tejidos normales aumenta la expresión de las enzimas antioxidantes (superóxido dismutasa, catalasa, otras) actuando así como un factor protector del efecto nocivo de los radicales libres. Es por este mecanismo que también podemos explicar porqué ratas y ratones sometidos a altas dosis de radiación o quimioterapia, no sufrieron los efectos secundarios nocivos que tanto la radiación como la quimioterapia producen (pérdida de peso, caída del pelo, diarrea, aplasia medular, infecciones, otros); en estos experimentos, tanto el tejido intestinal como la médula ósea y demás órganos conservaron su estructura normal aún cuando los animales recibieron dosis significativamente más altas que las empleadas en las terapias antineoplásicas convencionales.

Volviendo a los efectos antitumorales y los mecanismos de acción de O-Lm, es sabido que la funcionalidad del sistema inmunológico es fundamental para el control de las enfermedades malignas. En ratones nude portadores de tumores experimentales y tratados con O-Lm fue observada la activación de la respuesta inmune identificándose la presencia de células natural killer y macrófagos. En ratones Balb/c, también se demostraron los efectos inmunomoduladores de O-Lm: en estos ratones inmunocompetentes se evidenció específicamente un incremento de la reactividad de linfocitos T, acompañada de un incremento en las citoquinas producidas, particularmente el interferón gamma (aumentó 20 veces respecto del control sin tratar con O-Lm), y de la interleuquina seis. Es decir, se demostró el efecto modulador de O-Lm sobre los parámetros inmunológicos estudiados. Por otro lado, el tratamiento con O-Lm ha demostrado tener un efecto preventivo sobre el desarrollo de los tumores experimentales aumentando significativamente el período de latencia y disminuyendo el número de tumores.
Tasa de incidencia tumoral en los distintos
tiempos de control del experimento.
Los lotes DMH desarrollaron tumores malignos en el 50% de los animales en la semana 18; en cambio los lotes DMH+O-Lm lo hicieron en la semana 24 y la incidencia no superó el 50% de los animales (*p<0,003 chi cuadrado test).
Hallamos que también estos efectos preventivos están relacionados con la respuesta inmune activada, la capacidad antioxidante y la regulación de la expresión de genes relacionados con la angiogénesis, la invasividad y la metástasis, entre otros. Estos estudios experimentales llevados a cabo a lo largo de 20 años demuestran el efecto antitumoral de O-Lm, su acción inmunomoduladora y la potenciación de los efectos de la quimioterapia y de la radioterapia, corroborándose además absolutamente con los resultados de los estudios in vitro.

Estudios de ToxicidadSe ha demostrado la total ausencia de efectos secundarios por parte de la combinación O-Lm en las especies animales rata, ratón, conejo, cobayo y perro, tal como lo requieren todas las autoridades regulatorias de medicamentos (estudios de toxicidad aguda, subaguda y crónica, sensibilidad cutánea, teratogénesis, otros). Los animales normales tratados a largo plazo con O-Lm presentaron siempre un excelente estado general, vivacidad en sus movimientos y pelaje brillante.

La sobrevida de las ratas Spague-Dawley inyectadas con NMU y tratadas con O-LM (NMU+O-Lm) a partir de la aparición del primer tumor palpable, fue significativamente mayor que la de los animals control (p<0.0012). El aumento de la sobrevida de los animales que recibieron O-Lm preventivamente desde diez días antes de la inyección de NMU, resultó altamente significativo con respecto a los controles sin O-Lm (p<0.0004).

Los parámetros que se analizaron durante el tiempo del protocolo de toxicidad (7 meses) fueron: Cambio de postura, Alteración de conducta, Consumo de alimento, Consumo de agua, Evolución del peso corporal, Emesis, Carácter de las deposiciones, Pelaje, Ritmo respiratorio. Asimismo las pruebas bioquímicas consistieron en: hematocrito; hemoglobina; recuento de glóbulos rojos, blancos, plaquetas; VCM; HCM; CHCMN; tiempo y concentración de protrombina; determinación de enzimas: GOT, GTP, CPK. Finalmente se efectuaron las autopsia en las que se tomaron muestras y peso de: hígado, riñón, pulmones, corazón, bazo, gónadas, útero La Sensibilidad cutánea se estudió en cobayos. Se concluyó que O-Lm no tiene efectos tóxicos de ninguna índole aun a dosis mucho mayores (10000 veces mayores) a las utilizadas habitualmente. Por lo tanto es totalmente inocua en su aplicación. También se demostró que el tratamiento no genera sensibilización cutánea.

Todos los experimentos mencionados se han desarrollado bajo estrictos protocolos de investigación siguiendo las normas bioéticas y han sido en todos los casos aprobados por el Comité de Docencia e Investigación del Instituto. Sus resultados están documentados en comunicaciones a congresos y revistas científicas nacionales e internacionales, muchos de ellos pueden consultarse en la sección Trabajos publicados.

Novedades
Cargando Twits
Contáctenos - Sede Central
Lunes a Viernes
de 8:00 a 19:00 hs
+5411 4866-1884
+5411 4866-4422