ENFERMEDADES
TRATADAS

Esclerosis Múltiple

¿Qué es la esclerosis múltiple?
La esclerosis múltiple, es una enfermedad del sistema nervioso central que afecta al cerebro, al tronco del encéfalo y a la médula espinal. La mielina, la sustancia que recubre las fibras nerviosas, se va deteriorando. De esta manera, la capacidad de los nervios para transportar las órdenes que da el cerebro se va interrumpiendo gradualmente, afectando así muchas de las funciones corporales.

La mayoría de los investigadores afirma que es una enfermedad autoinmune, en la que el organismo lanza un ataque defensivo contra sus propios tejidos, concretamente la mielina. Por este motivo, no se descarta que esos ataques del sistema inmunológico estén vinculados con un elemento ambiental de origen desconocido, quizás un virus o bacteria.

Las mujeres son más propensas que los hombres a contraer esta enfermedad. Frecuentemente, ocurre un 50% más en las mujeres que en los hombres (es decir, 3 mujeres por cada 2 hombres).

No es contagiosa ni es una enfermedad hereditaria. Tampoco se transmite genéticamente, pero sí puede haber predisposición genética a la enfermedad, lo cual explica el hecho de que haya un riesgo de esclerosis múltiple ligeramente mayor en familias donde ya ha ocurrido.

¿Cuáles son los síntomas de la Esclerosis Múltiple?
Es una afección muy variable y los síntomas dependen de las zonas del sistema nervioso central que han sido afectadas. Cada persona puede tener diferentes síntomas y signos, que varían en cada caso. Comúnmente son:

* Trastornos visuales * Problemas de equilibrio y coordinación * Espasticidad * Habla anormal * Fatiga * Problemas de vejiga e intestinales * Problemas relacionados a la sexualidad * Sensibilidad al calor * Trastornos cognitivos y emocionales

Tratamiento
No existen drogas que curen la esclerosis múltiple pero ahora con tratamientos inmunomoduladores, como el del Dr. Ernesto Crescenti, se puede modificar el curso de la enfermedad.

 

 

Seguinos en las redes

Envienos su consulta

Copyright © Instituto Dr. Ernesto Crescenti | Todos los derechos reservados