ENFERMEDADES
TRATADAS

Espondilitis Anquilosante

Es un tipo de artritis crónica que afecta comúnmente los huesos y las articulaciones en la base de la columna, donde esta se conecta con la pelvis.

Estas articulaciones resultan inflamadas e hinchadas. Con el tiempo, las vértebras afectadas se fusionan.

Causas
Se desconoce la causa de la espondilitis anquilosante, pero los genes parecen estar relacionados.

La enfermedad comienza con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años de edad, pero se puede iniciar antes de los 10 años. Afecta más a los hombres que a las mujeres.

Síntomas
La enfermedad comienza con una lumbalgia que aparece y desaparece. Dicha lumbalgia está presente la mayor parte del tiempo a medida que la enfermedad progresa.

El dolor y la rigidez son peores en la noche, en la mañana o cuando no se está activo. La molestia lo puede despertar.
El dolor a menudo mejora con ejercicio o actividad.
El dolor de espalda puede comenzar en las articulaciones sacroilíacas (entre la pelvis y la columna). Con el tiempo, puede comprometer toda o parte de la columna.
La parte inferior de la columna vertebral se vuelve menos flexible. Con el tiempo, usted puede pararse en una posición jorobada hacia adelante.

Otras partes del cuerpo que pueden presentar rigidez y dolor incluyen:

Las articulaciones intercostales y el esternón, de manera que usted no puede expandir completamente el tórax.
Hinchazón y dolor en las articulaciones de los hombros, las rodillas y los tobillos.
Hinchazón y enrojecimiento del ojo.

La fatiga también es un síntoma común.

Los síntomas menos comunes incluyen:

Inapetencia
Fiebre leve
Pérdida de peso

La espondilitis anquilosante puede suceder junto con otras afecciones, como:

Psoriasis
Colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn
Inflamación ocular crónica (iritis)
Fuente: Medline Plus

Seguinos en las redes

Envienos su consulta

Copyright © Instituto Dr. Ernesto Crescenti | Todos los derechos reservados