Enfermedades
tratadas

Cáncer de ovario

El cáncer de ovario en la mujer, es el tercer cáncer ginecológico en importancia y en frecuencia, generalmente ocurre a partir de los 50 años de edad, aunque existe un grupo por debajo de esa edad que está en relación a algunas endocrinopatías ováricas preexistentes.

El problema que se plantea con el cáncer de ovario, es que es una enfermedad denominada “cáncer oculto del abdomen”, porque tiene sintomatología totalmente anodina que pasa desapercibida durante mucho tiempo. Generalmente el 60% de las pacientes cuando consultan por algún problema francamente definible como enfermedad sea distensión del abdomen, dolor intenso o alguna otra manifestación, se encuentran en un estadío avanzado de la enfermedad o estadío 3.

Lo importante en el carcinoma del ovario es, fundamentalmente, reconocer que existe un grupo etario que es proclive a hacer la enfermedad, que es la mujer posmenopáusica a partir aproximadamente desde los 55 años de edad. Por lo tanto lo aconsejable para hacer el diagnostico precoz de esta enfermedad, con lo cual la curación es una posibilidad cierta, se debería incluir dentro del examen ginecológico periódico una ecografía transvaginal, o en su defecto una ecografía abdominal ginecológica para descartar la posibilidad de un agrandamiento clínicamente no discernible del ovario, esto como un llamado de atención.

El otro punto a tener en cuenta es que si el médico ginecólogo durante el examen de rutina en una mujer posmenopáusica palpa un anexo, llámese ovario o una masa en la región anexial, no importa el tamaño que esta tenga, debe sospechar la posibilidad de un carcinoma del ovario e indicar en principio como mínimo estos estudios no invasivos. Aún en la duda es preferible hacer una laparoscopía diagnóstica que al mismo tiempo puede servir para estadificar y también para realizar las tomas biopsias para certificar la enfermedad y programar el tratamiento posterior. 

Evidentemente ante un diagnostico precoz la sobrevida libre de enfermedad es mucho mayor, en el estadio 3 lo habitual en las estadísticas internacionales es que la sobrevida no supera el 14 al 17% a los 5 años. Para evitar esto reitero lo que dije al principio, en primer término la sospecha clínica es fundamental por parte del médico, segundo, una mujer a partir de la posmenopausia con síntomas indefinidos en su abdomen inferior debe consultar en lo inmediato. La forma más práctica es la indicación de ecografía en el examen ginecológico periódico junto con la mamografía y el Papanicolaou, de esta manera se achica mucho la posibilidad de descubrir una enfermedad en estado avanzado.

Nuestra experiencia es bastante alentadora para las pacientes, porque este es un tumor que, pese a la importancia que tiene por lo tarde en que se hace el diagnostico, puede ser abordado quirúrgicamente de distintas formas con cirugía amplia y que además responde muy bien a la quimioterapia. Hemos observado que asociado al tratamiento desarrollado por el Doctor Ernesto Crescenti además de atenuar los efectos tóxicos de la quimioterapia se han logrado mejores resultados.

Por lo tanto es importante que las pacientes no se desesperen al momento del diagnóstico porque se puede hacer mucho por ellas y con buena calidad de vida.

Sintomas
El cáncer de ovario puede causar diferentes signos y síntomas. Las mujeres tienen más probabilidad de presentar síntomas si la enfermedad se ha propagado. Sin embargo, incluso el cáncer de ovario en etapa temprana puede causar síntomas. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Distensión abdominal (abdomen hinchado)
  • Dolor abdominal o pélvico
  • Dificultad para ingerir alimentos o sensación rápida de llenura al comer
  • Síntomas urinarios, tales como urgencia (sensación constante de tener que orinar) o frecuencia (tener que orinar a menudo)

Estos síntomas también pueden ser causados por enfermedades benignas (no cancerosas) y por cáncer de otros órganos. Cuando son causados por el cáncer de ovario, estos síntomas tienden a ser persistentes y a representar un cambio de lo que es normal.

Tratamiento
Desde el Instituto Crescenti ofrecemos una opción terapéutica a través del tratamiento inmunomodulador del Dr. Ernesto Crescenti, el cual estimula el sistema inmnológico, complementa y potencia los efectos de la quimioterapia y de la radioterapia, modula la actividad antioxidante de las células y tejidos, modula la expresión génica y posee acción preventiva sobre la carcinogenesis. Ademas, no presenta efectos adversos ni contraindicaciones. La suma de todos estos efectos produce un notable incremento en la sobrevida y calidad de vida de los pacientes que realizan el tratamiento.

Para mas información sobre el tratamiento hacer click aquí.

VIDEOInformación sobre cáncer de ovario

Seguinos en las redes

Envienos su consulta

Copyright © Instituto de Inmuno Oncología Dr. Ernesto J.V. Crescenti | Todos los derechos reservados