Enfermedades
tratadas

Cáncer de piel

La luz solar es origen de energía y vida. Brinda luz, calor, interviene en la producción de vitamina D, y modifica los estados de ánimo.
El aumento de la incidencia de cáncer de piel en las últimas décadas está estrechamente relacionado con actividades al aire libre. La sobreexposición a la luz solar tiene efectos nocivos sobre la piel, los ojos y el sistema inmunológico.

Datos importantes

  • El cáncer de piel es causado por la exposición a las radiaciones UV, ya sea procedentes del sol o de fuentes artificiales como las camas solares
  • Entre 50% y 90% de los cánceres de piel están causados por las radiaciones UV
  • En el 2000 a nivel mundial, se diagnosticaron 200.000 casos de melanoma maligno; 2,8 millones de casos de carcinoma espinocelular y 10 millones de casos de carcinoma basocelular
  • Cuatro de cada cinco casos de cáncer de piel se pueden prevenir, evitando las exposiciones dañinas a los rayos ultra violetas (UV)
  • El efecto de las radiaciones UV en la piel es acumulativo, progresivo e irreversible
  • Es probable que la exposición excesiva de los niños y adolescentes a los rayos solares intervenga en la aparición de cáncer en etapas posteriores de la vida
  • El 5% de las cataratas a nivel mundial se puede atribuir directamente a la exposición a las radiaciones UV
  • La protección solar se recomienda cuando el índice de radiación ultravioleta es de 3 o mayor

Las radiaciones ultravioleta
Dentro del espectro electromagnético de la luz solar se encuentran las radiaciones UV y su intensidad está influida por muchos factores:

  • La elevación del sol: cuanto más alto está el sol en el cielo, mayor es la intensidad de las radiaciones UV
  • Latitud: cuanto más cerca se está del ecuador, más intensas son las radiaciones UV
  • Protección de las nubes: las radiaciones UV son más intensas cuando el cielo está despejado, pero pueden ser intensas aun cuando el cielo está nublado
  • Altitud: la intensidad de las radiaciones UV aumenta un 5% por cada 1000 metros de altitud
  • Capa de ozono: este gas absorbe una parte de las radiaciones UV del sol. A medida que la capa de ozono se adelgaza, aumenta la cantidad de radiaciones UV que llegan a la superficie terrestre
  • Reflexión por el suelo: muchas superficies reflejan los rayos del sol y aumentan la exposición general a las radiaciones ultravioleta (por ej., el césped, la tierra y el agua reflejan menos de 10%: la nieve recién caída y el hielo, entre 80% y 90%; la arena seca de las playas, entre 20% y 30%; y la espuma del mar, 25%)
  • Contaminación y aerosoles: estos gases absorben o dispersan las radiaciones UV, su efecto neto es la disminución de la cantidad de UV que alcanzan la superficie

Efectos sobre la salud

  • En cantidades pequeñas, las radiaciones UV son esenciales para la buena salud y desempeñan una función esencial en la producción de vitamina D por el organismo. Esta vitamina fortalece los huesos y el sistema osteomuscular.
  • Los efectos biológicos de las radiaciones UV son muy diversos y dependen de su longitud de onda, penetración en la piel y tiempo de exposición, hora del día, distintas estaciones del año, la altura, polución ambiental, pudiendo aparecer poco después de la exposición solar o años más tarde: entre los primeros se destacan el eritema y la quemadura solar, las fotodermatosis y la inmunosupresión; entre los segundos la fotocarcinogénesis y el fotoenvejecimiento (2, 3, 5, 6).
  • El eritema solar es una respuesta inflamatoria de la piel que aparece a las pocas horas de la exposición solar y alcanza su máxima intensidad entre las 12 y 24 hs. En casos extremos puede llegar a convertirse en una quemadura solar superficial. Esta reacción ha servido para definir el concepto de dosis mínima de eritema (MED), utilizado como sistema de medida del efecto biológico de las radiaciones UV, como la mínima dosis de exposición a una determinada banda de luz que provoca eritema.
  • La inmunosupresión (debilitamiento del sistema inmunológico); favorece el proceso de formación del cáncer de piel, aumento de infecciones y, alergias cutáneas.
  • Las fotodermatosis son un conjunto de erupciones y enfermedades cutáneas producidas o desencadenadas por la exposición solar, ya sea por una predisposición personal o por la ingesta de ciertos medicamentos, por perfumes, jabones, etc.
  • El fotoenvejecimiento o envejecimiento cutáneo extrínseco, diferente del cronológico; su intensidad dependerá en gran medida del fototipo de piel y de la dosis total de radiación acumulada a lo largo de la vida por una determinada persona.
  • La fotocarcinogénesis, entendida como la inducción de lesiones precancerosas y de cáncer de piel por efecto de la exposición al sol, es conocida a partir de datos epidemiológicos y de estudios de correlación geográfica que confirman esta relación. Los tipos de cáncer de piel son el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular y el melanoma. Aproximadamente, entre el 65% y el 90% de los melanomas son provocados por la exposición a las radiaciones UV.
  • Los daños oculares pueden ser cataratas, pterigión (aparición de un bultito blanco en la córnea), quemaduras en la córnea y lesiones en la retina.

Métodos de prevención
Se recomiendan las siguientes medidas para protegerse de la exposición excesiva a las radiaciones UV (3,5,6):

  • Limitar el tiempo que se pasa bajo el sol de mediodía, y entre las 10 AM y las 4 PM
  • Preferir la sombra
  • Usar vestimenta de protección. Las camisas de mangas largas y los pantalones largos holgados fabricados con una tela de tejido cerrado ofrecen la mejor protección. Una camiseta mojada protege mucho menos que una seca. Los colores oscuros pueden ofrecer más protección que los claros. Por lo menos resguardarse con una camiseta o salida de baño. Usar un sombrero de ala ancha para proteger los ojos, el rostro y el cuello
  • Usar anteojos de sol cerrados a los lados que den una protección de 99% a 100% contra las radiaciones UV
  • En las zonas de la piel que no estén cubiertas por la ropa, aplicar abundantemente y renovar con frecuencia por lo menos cada dos horas, un filtro solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de 30+. Verificar la fecha de vencimiento del filtro solar. La mejor protección se logra resguardándose a la sombra y vistiendo ropa protectora en lugar de aplicar filtros solares. Las personas que usan filtro solar para broncearse deben ser conscientes de la necesidad de limitar el tiempo que se exponen al sol. Usar protector solar no significa disponer de mayor tiempo de exposición
  • Si hay viento fuerte aplicar el protector solar con más frecuencia
  • Evitar las camas solares: el uso de estos aparatos antes de los 35 años de edad se acompaña de un aumento de 75% del riesgo de melanoma maligno. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda prohibir su uso en los menores de 18 años
  • Proteger a los bebés y los niños pequeños: siempre se debe mantener a los niños a la sombra
  • Estimular a los niños para que tomen las precauciones sencillas descritas anteriormente evitará lesiones a corto y a largo plazo sin impedir que disfruten el tiempo que pasan al aire libre. Los adultos deben procurar que los niños estén debidamente protegidos
  • El rótulo de “pantalla total”, “bloqueador total”, se refiere a un producto de alto poder de protección pero nunca una barrera imposible de traspasar por las radiaciones. Por ello, siempre deben ser acompañados por las otras medidas de cuidado
  • Los protectores solares no se usan sólo en verano. Deben utilizarse siempre que haya exposición a las
    radiaciones UV

Si tiene algún síntoma que le preocupa, consulte a un médico de inmediato.

Tratamiento
Desde el Instituto Crescenti ofrecemos una opción terapéutica a través del tratamiento inmunomodulador del Dr. Ernesto Crescenti, el cual estimula el sistema inmnológico, complementa y potencia los efectos de la quimioterapia y de la radioterapia, modula la actividad antioxidante de las células y tejidos, modula la expresión génica y posee acción preventiva sobre la carcinogenesis. Ademas, no presenta efectos adversos ni contraindicaciones. La suma de todos estos efectos produce un notable incremento en la sobrevida y calidad de vida de los pacientes que realizan el tratamiento.

Para mas información sobre el tratamiento hacer click aquí.

 

VIDEOInformación sobre cáncer de piel

Seguinos en las redes

Envienos su consulta

Copyright © Instituto de Inmuno Oncología Dr. Ernesto J.V. Crescenti | Todos los derechos reservados