ENFERMEDADES
TRATADAS

Cáncer de Testículo

El cáncer de testículo es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de uno o ambos testículos. Los testículos son dos glándulas en forma de huevo situadas dentro del escroto (una bolsa de piel suelta que se encuentra suspendida directamente debajo del pene). Los testículos se sostienen dentro del escroto mediante el cordón espermático, que también contiene los vasos deferentes, y los vasos y nervios testiculares.

Los testículos son las glándulas sexuales masculinas y producen testosterona y espermatozoides. Las células germinales dentro de los testículos producen espermatozoides inmaduros que, a través de una red de túbulos (tubos minúsculos) y tubos más grandes, llegan al epidídimo (un tubo largo en espiral cerca de los testículos), donde los espermatozoides maduran y se almacenan.

Prácticamente todos los cánceres de testículo comienzan en las células germinativas. Los dos tipos principales de tumores de células germinales testiculares son seminomas y no seminomas. Estos dos tipos crecen y se diseminan de manera diferente y se tratan de distinta manera. Los no seminomas tienden a crecer y diseminarse más rápidamente que los seminomas. Los seminomas son más sensibles a la radiación. Un tumor testicular que contiene tanto células de seminoma como de no seminoma se trata como un no seminoma.

El cáncer de testículo es el cáncer más común en los hombres de 20 a 35 años de edad.

Los antecedentes de salud pueden influir en el riesgo de padecer de cáncer de testículo.

Entre los signos posibles de cáncer de testículo se incluyen inflamación o malestar en el escroto.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de testículo, se utilizan pruebas que examinan los testículos y la sangre.

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer (EE.UU.)

Seguinos en las redes

Envienos su consulta

Copyright © Instituto Dr. Ernesto Crescenti | Todos los derechos reservados