ENFERMEDADES
TRATADAS

Cáncer del Intestino delgado

El cáncer del intestino delgado es una enfermedad poco común por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del intestino delgado.

El intestino delgado es parte del aparato digestivo del cuerpo, que también incluye el esófago, el estómago y el intestino grueso. El aparato digestivo elimina y procesa nutrientes (vitaminas, minerales, carbohidratos, grasas, proteínas y agua) de los alimentos y ayuda a evacuar los desechos del cuerpo. El intestino delgado es un tubo largo que conecta el estómago con el intestino grueso. Se pliega varias veces para acomodarse dentro del abdomen.

Hay cinco tipos de cáncer del intestino delgado.

Los tipos de cáncer que se encuentran en el intestino delgado son el adenocarcinoma, el sarcoma, los tumores carcinoides, el tumor del estroma gastrointestinal y el linfoma. Este sumario trata sobre el adenocarcinoma y el leiomiosarcoma (un tipo de sarcoma).

El adenocarcinoma se origina en las células glandulares del revestimiento del intestino delgado y es el tipo más común de cáncer de intestino delgado. La mayoría de estos tumores se presentan en la parte del intestino delgado cerca del estómago. Pueden crecer y bloquear el intestino.

El leiomiosarcoma se inicia en las células musculares lisas del intestino delgado. La mayoría de estos tumores se presenta en la parte del intestino delgado cerca del intestino grueso.

El régimen alimentario y los antecedentes de salud repercuten en el riesgo de desarrollar cáncer del intestino delgado.

Entre los signos que pueden indicar un cáncer de intestino delgado se incluyen dolor abdominal y pérdida de peso sin explicación.

Para detectar (encontrar), diagnosticar y estadificar el cáncer del intestino delgado se utilizan pruebas que examinan el intestino delgado.

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

Seguinos en las redes

Envienos su consulta

Copyright © Instituto Dr. Ernesto Crescenti | Todos los derechos reservados